Johan Cruyff, descanse en paz


Johan Cruyff ha muerto. Lo último que sabía de él eran aquellas esperanzadoras palabras donde decía que tenía la sensación de ir ganando la partida dos a cero. De eso hace solamente un mes.

Johan Cruyff tenía sesenta y ocho años. En los últimos treinta días parece que el cáncer le ha remontado un partido que parecía estar dominado y con el marcador a favor. Esa maldita enfermedad que te va matando y cuando crees que ya estás viendo la luz al final del túnel no es más que una mala interpretación de las puertas abiertas del otro lado.

Mis sinceros pesares a sus familiares y amigos. Don Johan, te has ido pero ido para siempre pero has dejado lo mejor de ti aquí. Descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada